• Vie. Sep 17th, 2021

SOBRE LA LECTURA DE LA BIBLIA

PorENMARCHA.MX

Sep 14, 2021

Dr. Francisco Álvarez Gutiérrez

            En el mes de Septiembre, en que nuestro país conmemora el Mes de la Patria, los cristianos lo celebramos también como el Mes de la Biblia, es por eso, que debemos tener presente y no olvidar, que para iniciar una lectura seria de la Biblia, debemos tener una cierta preparación para ello, y que mejor guía que el magisterio de la Iglesia.

            Para muchos, la Biblia sigue siendo un hermoso libro cerrado y bellamente empastado que adorna nuestro librero, biblioteca o una parte de nuestra casa, pero que no nos atrevemos a leer por diversas causas y motivos; el problema es ¿Cómo leer la Biblia, cómo empezar a leerla? Siempre ha sido difícil comenzar o iniciarse en su lectura, ya que para ello además de fe y devoción, exige de nosotros paciencia, humildad, serenidad, así como una cierta disciplina intelectual, además la ayuda de alguien que nos oriente.

            Pero, ¿Qué es la Biblia? ; Etimológicamente “Biblia” viene de la palabra griega “Biblos” que significa “libros” o “conjunto de libros”. Estos a pesar de su número y diferente contenido, guardan una perfecta unidad porque tienen en común el desarrollo del Plan Salvífico de Dios y han sido escritos bajo la Inspiración del mismo Dios. Para los cristianos católicos este libro está formado  por un conjunto de 73 libros, de los cuales 46 corresponden al Antiguo Testamento y 27 al Nuevo Testamento. Realmente la Biblia es la Palabra de Dios que se comunica al hombre para descubrir su Plan de Salvación. Otros nombres con los que se conoce la Biblia son: “Sagradas Escrituras”, “Libros Santos o Sagrados”, “Palabra de Dios”, “la Escritura”, etc.

            La Biblia contiene la historia de las intervenciones salvíficas que Dios ha tenido para con la humanidad. El Dios de la Biblia, es el Dios de la Vida, del Amor, de la Justicia, del Encuentro. En este Libro Sagrado, Dios se revela a la humanidad como el autor de la vida, creador y sustentador de todo cuanto existe, también como redentor y santificador de la humanidad a través de su Hijo Jesucristo; es por eso que San Jerónimo dice: “Desconocer la Escritura es desconocer a Cristo” (citado en Dei Verbum 25).

            Esta revelación de la Sagrada Escritura, nos permite descubrir el propósito redentor del Padre, que se manifiesta plenamente en el Evangelio (Buena Nueva) de Jesucristo, su Hijo, nuestro Señor y Salvador, la Biblia pues, no es otra cosa que la Palabra de Dios, que contiene el mensaje salvador de la redención divina para la humanidad; su lectura por sí sola, a través de la fe y el poder del Espíritu Santo, influye en el corazón, el pensamiento, la voluntad, la conciencia y la acción de las personas.

            Los que han leído la Biblia con fe han experimentado el poder restaurador y transformador de su mensaje. Quienes leen sus páginas con fe, reciben inspiración, confianza, fuerza, orientación y esperanza para vivir con plena dignidad como verdaderos hijos de Dios y confiar en la vida eterna junto a su creador.

            Es por eso que la animación Bíblica de nuestra Diócesis, una vez más hace una cordial invitación a la comunidad para que dediquemos parte de nuestro tiempo para ese encuentro con Jesucristo, la Palabra Encarnada, a través de la lectura y el estudio serio de la Sagrada Escritura, además del encuentro que hacemos con Él en la Sagrada Eucaristía y a través del hermano, sobre todo del más necesitado que nos encontremos en nuestra vida ordinaria, de tal forma que la luz de su Palabra siga iluminando nuestros pasos, que brille siempre en nuestras vidas, que su luz nos sirva para aclarar todas nuestras dudas en las acciones diarias de nuestra vida cotidiana, que su Palabra sea la norma de conducta en nuestra vida diaria.

            Por otro lado, no debemos olvidar que la Biblia no se puede entender ni vivir al margen de una comunidad; el hombre no puede vivir ni comprender la Palabra revelada fuera de la comunidad de personas que viven la fe en el Dios que se revela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *