• Dom. May 16th, 2021

SAN MAGNO

PorENMARCHA.MX

Sep 3, 2015

Por Mtro. Ramón Miranda Camou

En esta fecha del 6 de septiembre el Martirologio Romano tiene estos nombres con los que yo he formado, como acostumbro estas dos listas de bienaventurados:

 

Santos propuestos para culto de la Iglesia universal:

El profeta ZACARÍAS (en el hoy Israel, A. T.). El amigo y servidor de san Pablo Apóstol ONESÍFORO (Éfeso, s. I). Los obispos y mártires africanos DONACIANO, PRESIDIO, MANSUETO, GERMÁN y FÚSCULO con LETO, obispo de Bizacena, actual Túnez (en s. V). El abad ELEUTERIO (en Spoleto, Italia, s. VI).

 

Bienaventurados propuestos para culto local o particular:

-Santos: El obispo CAGNOALDO (en Laon, Francia, c. 632). La monja BEGA (en Cumberland, Inglaterra, c. 660). El abad MAGNO (en el monasterio de Füssen, en Baviera, x. VIII).

-Beatos: el presbítero BERTRANDO de Garrigues (en el monasterio cisterciense de Bouchet, cerca de Orange, Francia, 1250). Los presbíteros y mártires DIEGO Llorca Llopis (en Gata de Gorgos, Alicante, España, 1936), MIGUEL Czartoryski (en Varsovia, Polonia, 1944). El mártir padre de familia PASCUAL Torres Lloret (en Carcaixent, Valencia, España (1936).

Vemos quince nombres de bienaventurados, once santos, una santa y cuatro beatos.

Tengo una especial propensión a empatizar con las personas que aman la vida en sus manifestaciones vegetales o animales, me resisto a decir inferiores porque también ellas salieron de las mismas manos que los ángeles, los demonios y los hombres. Por eso he elegido a san MAGNO para este domingo:

En la antigüedad no había insecticidas ni antibióticos y poco se sabía cómo atenuar los efectos nocivos de la presencia de animales como los ratones y ratas. Pero tampoco cómo aparecían, de dónde venían y cómo se ponía remedio a las plagas de insectos como los tábanos, moscos, moscas, langostas que podían literalmente matar de hambre a pueblos fuertes y numerosos, acabar cosechas, etc.

Conocí en la secundaria de la Unison una receta para hacer ratones que nos dijo en clase el profesor Carlos Gámez a quien irreverentemente le decíamos “El Drácula”. Tampoco había el conocimiento de la relación de algunos animales con enfermedades humanas. El microscopio no se inventaba todavía.

Es debido a su bastón que san Magno (o Magnoaldo) era antes tan popular. Cuando lo paseaba por los campos, los gusanos, ratones de campo, pulgones y otros parásitos, enemigos de las cosechas, morían por su cercanía (El cuento del Flautista de Hammelin daba otra solución al problema, pero nos indica que los niños eran considerados una plaga).

Magno  había heredado ese bastón, de su maestro san Columbano. Como éste había tenido muchos bastones durante su vida, eran numerosas las regiones que podían ufanarse de poseer un “bastón de san Magno”. (Dan ganas de hacer un cuento sacando la Vara de Aarón del Arca de la Alianza y multiplicar ranas para que se comieran las moscas y moscos del dengue y chikunkunya).

Otros fabricaban copias que, gracias a la fe de los fieles y a la bondad divina, poseían las mismas virtudes que los originales. Mejor dejar las cosas así porque a veces, como dice el papa Francisco en Laudato si (lectura recomendada), sale peor el remedio que la enfermedad, o algo parecido.

La celebridad de la que gozaba san Magno es atestiguada por las 23 páginas que le han consagrado los bolandistas en las Acta sanctórum. Se dice que era originario de Irlanda y que había venido a Europa como compañero de san Columbano. Se diserta sobre sus viajes, sus milagros, y las innumerables divisiones y transferencias de sus reliquias. Se mencionan lugares importantes para el cristianismo como Constanza, ciudad y diócesis donde se celebró un importante concilio, pero que actualmente no es ya diócesis desde el 16 de agosto de 1821, San Gallo, Kempten

Nos enteramos en fuentes poco creíbles que Magno había también matado varias veces un dragón o a varios dragones y que murió habiendo cumplido más de ciento cincuenta años. Su culto era grande desde el siglo XI en el sur de Alemania, Suiza y el Tirol

Las apariencias indican que vivió en el siglo VIII, y que fundó en Füssen, junto al Lech (Suabia bávara), un pequeño monasterio en donde eran acogidos los peregrinos que iban a Roma o que de ahí regresaban y que seguramente necesitaban un descanso, antes o después de escalar el paso de los Alpes (Fauces, del latín “estrecho”, Füssen).

Con un bastón de san MAGNO tendríamos para controlar los perros callejeros, los pichones de Catedral, las garrapatas, la riketzia o la pobretzia, el dengue, chikungunya  y hasta los virus de la influenza junto con el piojillo (¡Qué moderno! diría Moisés, el Cuervito Zamora). San Magno, ruega por nosotros.

 

A partir del 19 de marzo de 2015 son estos los nuevos datos de la Arquidiócesis de Hermosillo:

Diócesis Fecha erección Superficie en km2 Población Población católica Bautismos Sacerdotes Diocesanos + sacerdotes Religiosos
Hermosillo, Son. 7 mayo 1779 Metropolitana 13 julio 1963 36,991 753,052 706,624   113
C. Obregón, Son. 20 jun. 1959 88,350 1’098,000 946,000   118+15
Nogales, Son. 19 mar. 2015 44,243 483,180 381,398   44
Rottenburg-Stuttgart, Alemania Nombre nuevo desde 18 de enero 1978 19,500 5’068,00 1’872,849   829+1,887

 

Para su atención pastoral la diócesis de Rottemburg-Stuttgart tiene su obispo residencial de 66 años y dos obispos auxiliares de 69 y 57 y un auxiliar emérito de 89 años, 2,716 presbíteros y 283 diáconos permanentes. Vea su página http://www.drs.de/ es recomendable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *