• Jue. Ago 18th, 2022

Para Vivir la semana Santa con devoción

PorENMARCHA.MX

Abr 11, 2022

Redacción Secoms

¿Cómo vivirla?

Amigo lector, te ofrecemos esta guía sencilla para que vivas profundamente esta Semana Santa. No hay pretextos la puedes realizar a donde quiera que vayas. Recuerda, el Señor te amó y te ama, vuelve los ojos a Él, que después de estos días tu vida se transforme en uno que se sabe amado, redimido… ¡Date la oportunidad!…no quedarás defraudado.

El Lunes Santo, Jesús entró a templo de Jerusalén y echó a todos los vendedores porque habían olvidado que la casa de Dios es un lugar sagrado de oración.

Acción del día: Hablar a solas un buen rato con Cristo en el sagrario.

Leer y meditar el evangelio de Lucas 19, 45 – 20-7.

El Martes Santo, Jesús estaba en la casa de un conocido cuando su amiga María le puso un perfume muy caro sobre la cabeza. A María le regañaron, pero Jesús la defendió diciendo: “esto ha sido como una preparación para mi entierro”.

Acción del día: Hablar a solas un buen rato con Cristo en el sagrario.

Donde quiera que vayas esta Semana Santa ubica el templo… visita tu casa espiritual.

Leer el evangelio de Mateo 26,6-13.

El Miércoles Santo es el día que Judas se puso de acuerdo con los enemigos de Jesús para entregárselo por el precio de 30 monedas de plata. ¡Por unos miserables centavos Judas traicionó a su amigo y Señor!

Acción del día: Hacer mi examen de conciencia para confesarme mañana.

Date un pequeño espacio, en la playa, en la montaña, en una habitación y siente, revisa tu corazón, ¿qué está mal en mí? ¿Qué puedo cambiar? ¡Hoy es el momento! ¿Señor, en qué te he ofendido?…

– Ofrecer un sacrificio por la conversión de los pecadores.

Leer el evangelio de Juan 12, 1-8.

El Jueves Santo es el día en que Jesús nos dejó el regalo más precioso de su amor: la Santa Eucaristía. Prometió que estaría siempre entre nosotros y cambió el pan y el vino en su Cuerpo y Sangre. En la última cena con sus amigos, les hizo sus sacerdotes para que nunca nos faltara ese sacramento maravilloso.

Acción: Confesarme y acercarme a la comunión, asiste a la Misa de lavatorio de pies.

Leer el evangelio de Mateo 26,14-16.

Viernes Santo. Muchas cosas triste sucedieron este día: a Jesús lo aprendieron mientras rezaba en el huerto en plena madrugada, le llevaron a juicio con falsas acusaciones, le azotaron, le pusieron una corona de espinas, le cargaron con una cruz y le calvaron en ella, dejándole morir como un criminal.

Acción del día: Si es posible asistir a la ceremonia de la adoración a la Santa Cruz o a las 3:00 de la tarde meditar en la pasión del Señor o también en algún momento del día se puede rezar en familia el Vía Crucis.

Leer el evangelio de Lucas 22,39 –23,49.

El Sábado Santo es un día muy triste porque Jesús yace en su tumba y sus amigos creen que todo se acabó. Pero también es un día de esperanza porque su madre, María, se acuerda de lo que dijo su hijo tantas veces en su vida: “Al tercer día resucitaré”.

Acción: Rezar  y meditar el rosario

Leer el evangelio de Lucas 23,50 – 56.

El Domingo de Pascua es el día más feliz para el cristiano. ¡Jesús salió de su sepulcro! ¡Jesús cumplió su promesa! ¡Cristo mostró que el amor es más fuerte que la muerte! Aunque esta vida se nos haga muy difícil y aunque mis propios pecados me pesen, no puedo olvidarme de que Cristo me ha ganado el cielo.

Acción: Asistir a la Santa Misa.

Hacer mi propósito de cambio de vida.

Festejar con mi familia el gran día de la resurrección… ¡alégrate, el Señor resucitó!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.