• Dom. Jun 26th, 2022

JÓVENES SANOS

PorENMARCHA.MX

Feb 9, 2016

¿Cómo reaccionamos los jóvenes ante la presencia de alguna enfermedad, ya sea en nosotros mismos o en nuestros allegados?, creo que esa pregunta dependerá de la personalidad de cada uno, de los medios que se tengan para sobrellevarla y de la fe que se tenga.

Las enfermedades están en diferentes niveles dependiendo de su gravedad, las hay comunes como una gripa, puede que no nos cause tanto conflicto, como una enfermedad del tipo crónico degenerativa. Pero con todas buscamos llegar a la salud, a un estado de bienestar físico y mental.

 

¿Los jóvenes de Sonora somos sanos?

La respuesta puede estar en cada uno de nosotros, pensando: ¿nos alimentamos bien?, ¿cuidamos y respetamos nuestro cuerpo?, ¿nos checamos?, etc.

El camino para llevar una enfermedad no es fácil, puesto que implica madurar emocionalmente. Los jóvenes católicos debemos buscar la formación para saber de qué recursos echar mano en estas situaciones.

La fe juega un papel importante, porque pones todo en manos de Dios con la esperanza que su voluntad siempre será lo mejor. El egoísmo debe dejarse a un lado, ciertamente si la enfermedad está en nosotros será un poco difícil dejar de ser el mártir para convertirse en soporte de los que están en la batalla contigo, y si estas acompañando en esta lucha a alguien cercano también será complicado; pero los jóvenes de Dios sabemos que la vida no es color de rosa, mas sin embargo tratamos de dejar de lado la cosas negativas y pensar en positivo; esto no es como una magia, se trata más bien de encontrar ese apoyo en Quien siempre está ahí ofreciéndote su mano: Dios; la oración por eso es fundamental para sacar todo lo que se va acumulando, miedos, respuestas, esperanzas y dolor… no hay como entregárselos y Él sabrá que hacer.

Encomendarse al Espíritu Santo será de gran ayuda pues es: fuerza, esperanza, confianza, Él estará con nosotros en estos momentos, nos sostendrá y ayudará a tomar sabias decisiones.

Creo que lo más importante en estas situaciones es que nos hace valorar tanto la presencia de nuestros seres queridos ya sea de una perspectiva o de otra, es por esto que debemos dar de nosotros mismo lo mejor y no las sobras… ¿Quién más tiene la fuerza y el carisma que los jóvenes tienen? Es la mejor etapa para hacer acción por el prójimo, que seamos pues jóvenes misioneros de misericordia en momentos de enfermedad, ¡ánimo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.