• Jue. Ago 18th, 2022

Jornada Mundial de oración por el cuidado de la Creación: 1 de septiembre de 2016

PorENMARCHA.MX

Sep 1, 2016

1Unámonos al Santo Padre en oración por el cuidado de la Casa Común: Mons. Ruy

Por Mary Loustaunau

El 1 de septiembre se llevará a cabo la Jornada Mundial de Oración por el cuidado de la Creación, convocada desde el año pasado por el Santo Padre Francisco y realizada en esta ocasión en coordinación con la Iglesia Ortodoxa; por tal motivo la Arquidiócesis de Hermosillo se unirá a esta celebración mundial y nuestro Arzobispo invita a toda la comunidad a orar, valorar y tomar conciencia del cuidado de la Casa Común que Dios nuestro Padre nos ha otorgado en un gesto puro de amor generoso.

Señor, ¿cómo unirnos a esta celebración, como hermanos que comparten una misma Casa?

“Deseo resaltar el maravilloso documento que el Papa Francisco nos ha ofrecido desde el año pasado, la encíclica Laudato Si’, donde el Santo Padre aborda el tema del cuidado de la Creación, cuidado que todos debemos tener por esta Casa Común. A partir de este gran documento, que es un tesoro que todos deberíamos leer y aprovechar, se han generado algunas iniciativas; una de ellas es el señalar un día especial en el año para ORAR por el cuidado de la Creación. El Papa Francisco, está convocando para que siempre, cada año, el 1 de septiembre nos unamos en oración pidiéndole a Dios nuestro Señor por la Creación, de la cual nosotros formamos parte. Es una iniciativa en común con la Iglesia Ortodoxa, que sin duda… si la aprovechamos, rendirá muchos frutos. Y para nosotros, como una aplicación práctica para la vida, hemos de valorar la naturaleza, el entorno en el cual vivimos, respetando y favoreciendo todas las iniciativas que nuestra sociedad ofrece hoy en día para cuidar y hacer más agradable esta Casa Común en la cual todos vivimos; unámonos a las intenciones del Santo Padre en nuestro hogar, en nuestras parroquias”.

 

Oremos juntos…

Jornada Mundial de oración por el cuidado de la Creación

 

Oh Señor nuestro Dios, que has establecido las estaciones y el tiempo por tu propia autoridad; Dios eterno que concebiste las cosas existentes desde todos los tiempos; Dios sin alteración y sin mutación, plenitud de todas las cosas; que por tu inefable sufrimiento nos has concedido este año: Bendice tú mismo, oh bondadoso Maestro, por tu divina gracia este año.

Concede lluvias gentiles sobre los frutos de la tierra. Envía agua saludable sobre los hombres y sobre los animales. Permítenos comenzar este año en paz y armonía, coronados por tu gloria en toda obra buena y, por la luz de tus estatutos, concédenos pasar los días de este año con una decorosa disposición y una vida virtuosa.

Preserva en bienestar nuestra santa Iglesia. Fortalece y confirma por el poder de tu diestra a nuestro país. Cuida de los niños, guía a los jóvenes, sé soporte de los ancianos, atrae a los que están dispersos y únelos a tu santa Iglesia.

Que tu Reino venga a nosotros, el Reino de todos los siglos, el Reino de la bondad, la justicia y la paz. Y concédenos que con una sola boca y un solo corazón te glorifiquemos y alabemos a ti, eterno Dios, santa Trinidad, por los siglos de los siglos. Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.