Archivos de la categoría: Noticias diocesanas

28Jun/16

FRENTE NACIONAL POR LA FAMILIA SONORA

Este 27 de junio, cientos de personas se congregaron en las instalaciones de un reconocido hotel de la Ciudad de Hermosillo para participar en la RUEDA DE PRENSA que organizó el Frente Nacional de la Familia en esta ciudad y que simultáneamente se llevó a cabo en otras ciudades del estado como Guaymas, Agua Prieta, Ciudad Obregón, Nogales, Magdalena y Navojoa.

El evento inició a las 11:00 am y se dio lectura a un Comunicado, no sin antes presentar los alcances de la situación que se está viviendo a nivel mundial con motivo del matrimonio igualitario y sus consecuencias sociales y familiares; con el objetivo de que las autoridades volteen a ver la voluntad de la mayoría del pueblo de México.
Participaron miembros de la Sociedad civil, educativa, empresarial, religiosa, organizaciones no gubernamentales y personas de buena voluntad que desean proteger a LA FAMILIA.

Invitamos a las familias sonorenses a sumarse, unirse a esta causa, comentar sus dudas y puntos de vista en Facebook:

FrenteNacionalPorLaFamiliaSonora

email:

fnfsonora@gmail.com

13Jun/16

Homilía de S.E.R. MONS. CHRISTOPHE PIERRE, Toma de Posesión Canónica del IV Arzobispo de Hermosillo.

Homilía de S.E.R. MONS. CHRISTOPHE PIERRE
Nuncio Apostólico en México

Toma de Posesión de S.E.R. Mons. Ruy Rendón Leal
Arzobispo de Hermosillo
(Hermosillo, Son., 8 de junio de 2016)

 

Queridos hermanos en el Episcopado, sacerdotes, diáconos y seminaristas.
Religiosas y religiosos. Distinguidas autoridades. 0ueridas hermanas y hermanos todos.

 

“Desde antes de formarte en el seno materno, -dijo Dios a Jeremías-, te conozco; desde antes de que nacieras, te consagré como profeta para las naciones (…). No tengas miedo, porque yo estoy contigo para protegerte”.

Jeremías fue un hombre en el que encontramos muchas de las respuestas “naturales” al llamado divino: de él relevamos su sumisión al mandato de Dios, convencido de que la Palabra es fuego que arde en su interior y no sabe como arrancarlo (Jer 20, 8—9); y si bien se encierra en sí mismo, también sabe abrir su corazón; calla y escucha, pero al mismo tiempo no teme manifestar su perplejidad ante el encargo recibido (cf. Jer I5JO.18-19)’, es consciente de la misión, pero no esconde su anhelo de nada tener que ver con aquello de “arrancar y derribar” (cfr. Jer 1,10; 20,14-18).

Pero Jeremías, —le ha dicho el Señor-, es “conocido” por Dios desde antes de ser formado en el seno materno y, a partir de ahí y desde ahí, ha sido elegido para que vaya y diga sin miedo todo lo de Dios, sin anteponer sus propios límites; porque la eficacia y fuerza de la palabra no dependen de las condiciones naturales del hombre, sino del hecho de que Ella es solo palabra de Dios. Y si Dios, que lo “conoce”, le ha encargado una misión, en su realización contará siempre con la asistencia y protección de su Señor.

“Conocer”. Un verbo que la Escritura pone en boca de Dios-cuando éste se dirige a Jeremías. Y un verbo, fundamental, que Jesús utiliza al hablar de su relación con sus ovejas y al hablar de su relación con el Padre: “Yo soy el buen pastor, porque conozco a mis ovejas y ellas me conocen o mí, así como el Padre me conoce a mí y yo conozco al Padre. Yo doy la vida por mis ovejas”.

En la Sagrada Escritura, “conocer” indica no un simple saber algo de las cosas o de las personas, sino algo mucho más profundo. Indica, al tratarse de personas, que entre estas se ha dado una relación personal de aceptación y de comunión vital y existencial, de tal manera, que decir: “te conozco, desde antes de formarte en el seno materno”, quiere decir que: antes de formarte en el seno materno te tomé para mí, estableciendo una comunión vital contigo; comunión no platónica ni metafórica, sino Vital como participación de sí; que se hace radical y participativa en Dios y con Dios, para ser eficaz mediador entre Él y todas las realidades humanas de la tierra (cfr. Gn 12,3).

Gracias a este “conocerse” del Padre al Hijo y del Hijo al Padre, es que Jesús afirma: “Yo y el Padre somos uno”, y que suplica: “Que todos sean uno, como T ti y yo, somos uno”. Comunión vital, total, radical, por tanto.

Y es así que Jesús conoce también a sus ovejas y que, afirma, es Él conocido por ellas. Además, en otra parte dirá: “Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna no perecerán para siempre y nadie las arrebatará de mi mano”. Cristo dice que nos conoce a nosotros sus ovejas y esto significa que El de suyo establece con cada uno, una comunión vital a través de la donación de sí mismo, y de la donación y participación de su misma vida; vida verdadera, vida eterna.

Pero, además, Jesús dice que sus ovejas también lo conocen a Él. Y, ¿cómo se da esto? Obviamente se da no de manera automática, sino cuando consciente, libre y voluntariamente se opta por ser totalmente de Él; cuando, como hiciera San Pablo, se opta por no ser ya yo quien viva, sino Cristo quien viva en mí. Y es que, ovejas de Jesús, discípulos de Cristo, son precisamente quienes, escuchando su voz, se esfuerzan permanentemente por mantenerse siempre unidos a Él en una comunión vital, a través de un progresivo y nunca anulado encuentro personal con Él mediante la vida sacramental, la oración y la interiorización del mensaje evangélico en la Iglesia y con la Iglesia. De otra manera seria imposible pensar que efectivamente lo conocemos y que Él nos conoce. Todo encuentro se hace con “otro”. Y en relación a Cristo, es esencial que ese encuentro se lleve a cabo entre seres capaces de quererse, así como el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo conforman al Dios Uno, en el amor… Este es el modelo del Buen Pastor. El modelo para las ovejas, y también para aquellos llamados a seguirle e imitarle como pastores del rebaño.

¡Sí!, porque todos, también quienes estamos al frente de las comunidades eclesiales como pastores, somos, ante todo y siempre, ovejas del Señor, es decir, somos cuidados, sanados, alimentados, guiados por Él. Todos le pertenecemos. Nunca dejamos de ser ovejas; y ovejas solo suyas, de nadie más. Aquí esta y aquí debe estar nuestra alegría y nuestra confianza: sabemos “conocidos”; sabemos siempre acompañados, siempre amados, siempre sostenidos y siempre guiados por Jesús. También los pastores, esto es, los obispos y presbíteros, quienes posiblemente seamos los que más necesitamos estar con el Señor, para que Él mismo sea quien nos pastoree.

Pero, a semejanza de Jesús, el obispo, ungido y consagrado para ser Pastor de las ovejas de Cristo está investido de la responsabilidad y del deber de conocer a las ovejas, yendo habitualmente a su encuentro en proximidad y acogida; para conocerlas y, al mismo tiempo, para hacerse conocer: para establecer mutuamente el vínculo de comunión vital semejante al que une al Padre con el Hijo y al Hijo con el Padre en el Espíritu Santo; para que las ovejas reconozcan en su voz, la voz del Buen Pastor que día a día ofrece y gasta su vida por ellas, y que libre de prejuicios camina delante, en medio, detrás de ellas, para guiarlas, defenderlas, darles esperanza. Es esto lo que significa conocer a las ovejas y dejarse conocer por ellas.

 “Los tesoros irremplazables del Corazón de Jesús —decía el Papa Francisco hace unos días (03.06.2016), en la homilía con motivo de la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús-, son dos: el Padre y nosotros. El pasaba sus jornadas entre la oración al Padre y el encuentro con la gente. No la distancia, sino el encuentro. También el corazón del pastor de Cristo conoce sólo dos direcciones: el Señor y la gente. El corazón del sacerdote es un corazón traspasado por el amor del Señor; por eso no se mira a sí mismo —no deberia mirarse a si mismo-, sino que está dirigido a Dios y a los hermanos. Ya no es un ecorazón bailarín», que se deja atraer por las seducciones del momento, o que va de aquí para allá en busca de aceptación y pequeñas satisfacciones. Es, en cambio un corazón arraigado en el Señor, cautivado por el Espíritu Santo, abierto y disponible para los hermanos.

En la perspectiva de la proximidad y la acogida, iluminadoras resultan ser también las palabras que el Papa Francisco dirigió a los obispos de México el 13 de febrero pasado, en la Catedral de México, y que bien valdría la pena releer y profundizar una y otra vez: “Sólo una Iglesia, —decía entonces-, que sepa resguardar el rostro de los hombres que van a tocar a su puerta, es capaz de hablarles de Dios. (Por tanto) Es necesario para nosotros, pastores, superar la tentación de la distancia (…), y del clericalismo, de la frialdad y de la indiferencia, del comportamiento triunfal y de la autoreferencialidad”. Es necesario “ofrecer un regazo materno “a todos, “acercándonos y abrazando a la periferia humana y existencial de los territorios desolados de nuestras ciudades; involucrando las comunidades parroquiales, las escuelas, las instituciones comunitarias, las comunidades políticas, las estructuras de seguridad”.

Y, ¡cuánto es en verdad necesario y urgente hacer esto! ¡Cuánto es en verdad necesaria y urgente la presencia de pastores que, en un proceso nunca acabado, sean capaces de sumergirse en el “conocimiento” de las ovejas de Cristo! ¡Cuánto es necesario y urgente colmar las mentes y los corazones, los ambientes y la cultura, de la fe y de sus valores, sin dejarse intimidar por las diversas formas de negación del Dios vivo que, con mayor o menor autosuficiencia, buscan minar la esperanza cristiana, parodiarla o ridiculizarla!

 Querido Mons. Rendón. Al tomar posesión hoy de la sede metropolita de Hermosillo, mi palabra de hermano es: ¡Ánimo! Llenándote de “los mismos sentimientos de Cristo Jesús” (Fil 2,5), Buen Pastor, acércate con amor y confianza a tu nueva familia, toma el timón de la barca y navega mar adentro configurando día a día tu corazón al Corazón de Cristo: Corazón compasivo y misericordioso, manso y paciente, sensible y atento a las miserias humanas, conjugando siempre y sin jamás separar, verdad y compasión, solidez en la doctrina, ardor en la piedad, celo en el apostolado.

En el camino no estás solo: junto a ti están tus sacerdotes, consagrados y laicos. Pero, sobre todo, estará y te acompañará día a día, la intercesión de Santa María, Madre de la Iglesia y Madre de los Apóstoles.

 Y es a Ella, a la siempre Virgen María, a quien hoy queremos pedirle que alcance de su Divino Hijo abundantes gracias, dones y bendiciones para tu persona y ministerio, y también para S.E. Mons. Ulises Macias Salcedo, a quien con corazón agradecido por el generoso servicio prestado a esta Arquidiócesis a lo largo de no pocos años de su existencia, queremos y debemos asegurarle nuestro cotidiano recuerdo ante el Señor.

Pero también pidamos al Señor gracias y bendiciones abundantes para los sacerdotes y consagrados, para las familias, los jóvenes, niños y ancianos y para todos los hombres y mujeres de estas tierras. Pidamos que nos bendiga a todos, y que a todos y a cada uno nos impulse y sostenga en el empeño por dejarnos “conocer” por Él y por lograr tener un encuentro y conocimiento cada más personal y profundo con Jesucristo, el Señor, “rostro de la misericordia del Padre”.

Oremos siempre al Señor unos por otros. Y en su recuerdo, ¡oren también por mí!

Gracias, y que así sea.

Tienen retiro niños de Santa María de Jesús Sacramentado en Hermosillo

Por Dora Gloria Castillo

Este mes de mayo, los pequeños de la comunidad parroquial de Santa María de Jesús Sacramentado en Hermosillo realizarán su Primera Comunión. Por ello, vivieron un Retiro Espiritual el pasado 23 de abril en las instalaciones del colegio San Juan Bautista de La Salle, nombre del fundador del Instituto de los hermanos de las escuelas cristianas y santo patrono de los educadores; La Salle fue sacerdote y doctor en teología por la Universidad de Sorbona, nació en Reims, Francia en 1651 y murió en Rouen en 1719.

Participaron cerca de 150 niños en una jornada de 9:00 am a 6:00 pm, pertenecientes a los distintos centros parroquiales: San Juan Pablo II de Casa Bonita, Santa Teresita del Niño Jesús de los Arroyos; Ángeles Custodios de Palma Dorada; María Auxiliadora del Esplendor y Perpetuo Socorro de la Choya.

El retiro concluyó con la Santa Misa en el Colegio La Salle, presidida por el párroco de Santa María de Jesús Sacramentado, Pbro. Erik Urías Ibarra; acompañando a los pequeños sus padres, familiares y amigos.

La Eucaristía inició con el padre Erik poniéndose la vestimenta litúrgica y preguntando a los pequeños sobre el nombre de cada prenda, el alba, la estola, la casulla. Posteriormente les habló de la pasada visita del Papa Francisco a México y de la importancia de amar y respetar los templos y a la Iglesia de Jesús, viviendo con humildad y sencillez.

“El día de su Primera Comunión, el Señor se acercará a ustedes de una manera aún más especial, se les va a dar como alimento, lo van a poder sentir, Él entrará en sus corazones… Y así como el Papa nos explicó que la Iglesia es una casita, la casa de Dios, así ese día se convertirán en una casita donde portarán a Jesús en su corazón”, expresó el padre Erik; quien los ayudó a realizar una comunión espiritual.

Al final de la Misa el padre invitó a algunos niños a compartir su experiencia del retiro y qué había sido lo que más les gusto de esta experiencia.

La coordinadora general de la catequesis, es la señora Sandra Vega.

También el 9 de abril, 138 niños del fraccionamiento Puerta Real, coordinados por la catequista María Elva Carrillo y la coordinadora de San Juan Bosco Silvia López, tuvieron su retiro.

“Este retiro que año con año se realiza para todos los centros de la comunidad parroquial es con el objetivo de sensibilizarlos en el amor a la Sagrada Eucaristía… En total fueron tres retiros y participaron alrededor de 300 pequeños de las nueve comunidades y harán su Primera Comunión el 6 y 7 de mayo y el 7 de junio, en total serán 12 Misas”, expresó con entusiasmo el párroco.

 

 

 

18Feb/16

Texto Completo de la Homilía del Arzobispo Don José Ulises Macías en el Funeral de Don Carlos Quintero Arce.

SIERVO BUENO Y FIEL

 

            Jesús, Buen Pastor, se ha portado estupendamente con nosotros y nuestra Iglesia Arquidiocesana de Hermosillo, fue bendecida nuevamente con un hombre que ha sabido conducirnos por los caminos del Evangelio al Pueblo de Dios. Este ministro del Señor disfrutó y sirvió generosamente a la comunidad, parte del rebaño de la Iglesia que se le encomendó, y su presencia entre nosotros durante toda su vida fue serena, feliz, fructífera y sirviendo a sus ovejas.

            Este hombre a que me refiero, ha sido llamado ya a la presencia del Viñador el pasado día 15 de Febrero por la noche, después de rezar la oración de vísperas y durante las letanías a la Virgen María. Don Carlos aún con vida, y aunque muy cansado estaba ahí, y probablemente nos escuchaba, rezando como todos los días de su vida. Fue su despedida, después de la oración de la tarde, de la Liturgia de las Horas.

            El día anterior había celebrado su última Eucaristía entre nosotros y pudo comulgar la Sangre de Cristo.

            En las manos del Señor y acompañado de su familia, de amigos muy cercanos, entre ellos mi persona, atendido caritativamente por los médicos y enfermeros que lo habían acompañado, terminó la jornada completa, no solo de ese día, sino de toda su vida y fue a  dar cuentas de los denarios que se le entregaron. Don Carlos pudo haber dicho: tantos talentos me entregaste… gracias por habérmelos confiado y júzgame con misericordia. Siervo inútil soy, recíbeme según tu amor. Fue a las 9:05 de la noche, pasadas las 21 horas de este día y rodeado de amor, cuando escuchando la llamada del Señor a presentarse ante El, después de su última jornada, ya en la segunda vigilia de la tarde, cansado y fatigado sin duda, sin haber dejado el oficio y su ministerio.

            Sin duda se cumplió la escritura: “dichoso el siervo a quien el Señor encuentre velando cuando regrese”.

            El Papa Francisco estando en nuestro querido País, realizando su Visita Pastoral, al inicio de la Eucaristía celebrada en la Catedral de Morelia, comunicó a los hermanos Obispos, a los fieles presentes y a todo el mundo, el sensible deceso de nuestro querido Señor Arzobispo Emérito y pidió orar por él. El Santo Padre tuvo en sus labios el nombre de Don Carlos, pero antes lo tuvo en su corazón y con amor de Padre oró por uno de sus hijos que fue gran colaborador suyo. Toda la humanidad que sigue los pasos y momentos de esta visita sin duda oró y tuvo por la fe una plegaria por Don Carlos  que, como dijo el Santo Padre “fiel desde el principio hasta el fin de su vida”, para encomendarlo a la Misericordia del Señor. Este gran homenaje de amor fraterno es un signo más del amor grande que Dios tiene para nuestro recordado y llorado Pastor y esto nos consuela enormemente. Con este gesto el Santo Padre recompensó el ministerio y entrega de su vida a la Iglesia que el Señor le encomendó.

            Don Carlos fue Padre Conciliar en las cuatro sesiones del Concilio Vaticano II, junto con Don Arturo Antonio Szymanski Ramírez, con Don José de Jesús Sahagún de la Parra. Solo ellos sobreviven de quienes participaron en todo el Concilio Vaticano II. Al morir Don Carlos era uno de los Obispos con más años en toda la Iglesia.

            A nivel del CELAM fue Responsable del área de educación y cultura y a nivel Conferencia Episcopal Mexicana, Representante del Episcopado en uno de los Sínodos de los Obispos, en tiempos de Pablo VI.

            La presencia entre nosotros de tan buen Pastor ha sido el obispo más longevo.

            Ordenó para nuestra Arquidiócesis de Hermosillo 68 Sacerdotes, dió solidez a varias Instituciones por medio de patronatos para que administrarán los recursos materiales en beneficios de los fines que para ello se habían fijado: Catedral, Seminario, escuelas, algunos asilos y otras instituciones. Para los Sacerdotes tuvo detalles muy delicados de padre que expresan su interés por su Presbiterio: en cada aniversario sacerdotal, a todos sin excepción, muy temprano les llamaba felicitándolos y recordándoles tan grande acontecimiento en su vida.

            Recorrió en Visita Pastoral toda la Arquidiócesis y fue querido y, este cariño se lo estamos demostrando todavía, por muchísimas personas de todos los ambientes y contextos sociales. Reconocido y aceptado por las Autoridades Civiles tuvo contacto con todos los Gobernadores del Estado desde Don Luis Encinas que estaba en el cargo a su llegada, con Don Álvaro Obregón que ya había ejercido su Gobierno hasta con nuestra Gobernadora actual Claudia Pavlovich Arellano. Con todos mantuvo relaciones cordiales. Hizo lo mismo con los Presidentes Municipales de Hermosillo y con la mayoría de los demás municipio. Claro está que todo esto también le ayudó para poder servir mejor a los más necesitados.

            Una gran labor pastoral suya fue el aplicar y hacer vida en nuestra Iglesia Arquidiocesana, el Concilio Vaticano II y sus normas.

            Nuestra misma Catedral nos hace ver, con su belleza, arte y transparencia,  el esfuerzo de Don Carlos para que se aplicaran las nuevas normas de la Liturgia, no solo en las celebraciones, sino también en el mismo edificio material.

            Nunca acabaría de mencionar todo lo que debemos a este gran Padre y Buen Pastor. Me he permitido escribir, en el libro de recuerdos que está junto a su féretro, lo siguiente: Su alma está en el cielo, su cuerpo reposa en su Catedral y su recuerdo está en el corazón de todo el Pueblo de Dios.

            Sentimos mucho esta pérdida, nos duele la separación física pero, sentimos también y con más fuerza que el amor de Dios que nos lo concedió tanto tiempo en Hermosillo 49 años, nos deja un recuerdo profundo y mientras él siga en nuestras vidas a través de la palabra que nos predicó, de la gracia que nos entregó en los Sacramentos, del ejemplo de su vida, de su testimonio evangélico y su alegría y generosa entrega, él sigue vivo entre nosotros y perdurará para siempre.

            Don Carlos: permíteme, como otras veces lo hice, abrirte mi corazón para decirte: buen amigo y compañero Pastor te agradezco su presencia y ayuda. Te comparto que como sucesor en el cargo aprendí a seguir algunos de los caminos que nos enseñaste a recorrer. Disfrute tu amistad llena de afecto, de toda tu familia que acercaste también a mí y de tantos buenos amigos personales y cercanos que me compartiste. Gracias, Don Carlos, gracias.

            Madre Santísima, a quien tanto quiso y quiere Don Carlos, él tuvo para ti una profunda y especial devoción de hijo. El supo componer oraciones que compartía con nosotros para acudir a ti con fe y devoción. Tú lo tomaste siempre de tu mano y ahora lo has acompañado, en el camino al cielo para entregarlo a Dios. Muchas gracias Madre Santísima. Bendita seas.

            Alabemos al Señor todas las gentes, alabémoslo todos los pueblos. Porque en la vida y pascua de Don Carlos el Señor confirma su misericordia y su amor permanece para siempre.  Así sea.

+ J. ULISES MACIAS SALCEDO

Arzobispo de Hermosillo

 

Santa Iglesia Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, Hermosillo, Sonora 17 de Febrero 2016.

Celebran fiesta de la Candelaria

Por Dora Gloria Castillo 

Con gran alegría y devoción se vivió la Fiesta de Nuestra Señora de la Candelaria en Villa de Seris, dentro del marco del Año Jubilar de la Misericordia, con el lema “María, Madre de Misericordia’. Los días de la Novena  fueron del 24 al 2 de febrero con Misas y Hora Santas, ofrecida por distintas intenciones, entre ellas la Vida Consagrada, las Vocaciones, los enfermos, los niños, comerciantes, agricultores, etc. Además se realizaron la tradicional peregrinación desde el Centro de Gobierno al templo el 31 de enero. El 1 de febrero, día de la víspera. Además de la Misa por la tarde, se entonaron las ‘Mañanitas’ a la Virgen de la Candelaria a la media noche.

El día 2 de febrero, día de la fiesta patronal se celebraron numerosas misas. La Misa solemne fue a las 7:00 pm presidida por don José Ulises Macías, arzobispo de Hermosillo y concelebrada por el párroco, Pbro. Sixto Toruga Bojórquez y Pbro. Francisco Salas Valle.

Don Ulises, invitó a los presentes a ganar indulgencias y vivir la Misericordia de Dios en este Año Jubilar y pasar por la Puerta de la Misericordia, en la Puerta del templo de la Candelaria (uno de  los templos de la diócesis que se ha establecido con puerta santa), al confesarse, comulgar y pedir por las intenciones del Papa.

En esta tradicional fiesta se pudo disfrutar de los ricos Tamales, carne asada, tostadas, pasteles etc., se contó con juegos mecánicos y grupos musicales, como Los Reyes del Ritmo, Herencia Norteña y orquesta negra, etc., todo en un ambiente familiar.

Concluyó Año de la Vida Consagrada en la Arquidiócesis

Por Dora Gloria Castillo

El 2 de febrero concluyó el Año de la Vida Consagrada al cual convocó el Santo Padre Francisco del 30 de noviembre de 2014 al día de La Candelaria de 2016, día en que se celebra la Jornada Mundial de la Vida Consagrada por iniciativa de San Juan Pablo II, desde 1997, fiesta de la Presentación del Señor en el Templo.

El  lema de este año fue ‘Vida Consagrada, rostro de la misericordia de Dios’ en el marco del Año Jubilar de la Misericordia.

El objetivo de este Año especial y de esta Jornada es dar gracias a Dios por el gran don de la Vida Consagrada que enriquece y alegra a la comunidad cristiana con su diversidad de carismas. Además pretende promover en todo el Pueblo de Dios el conocimiento y la estima por la Vida Consagrada.

Como parte de los actos conclusivos de este Año de gracia en nuestra Diócesis de realizó u retiro el 30 y 31 de enero pasado en la Casa Diocesana ‘San José’, con todas las congregaciones presentes; dentro de las actividades se realizaron dinámicas, se rezaron Laudes, se celebró la Eucaristía e impartieron tema por Fran Hernán López, OFM, quien tiene estudios en psicología, enfermería y pedagogía. Algunos de los temas: “Carta circular a los Consagrados y consagradas”,  y se tuvo una dinámica “Mi fundador pide”, y el segundo tema “Revisar nuestra Historias Fundacional”, para continuar con la Liturgia Penitencial. En la segunda jornada celebró Misa a medio día el Pbro. Adalberto Moreno Haros, coordinador de la Dimensión Diocesana de Vida Consagrada y concelebrada por los presbíteros Oscar Armando Acosta Camacho L.C., Fray Hernán López OFM, y Fray Eduardo Ortiz.

“Estamos llamados a dar testimonio de vida, la palabra de Dios nos pide rectitud de vida, un proceso de conversión. Nuestra vocación debe de ser un signo profético, llevar una vida de rectitud de sinceridad etc. Iniciamos este año dedicado a la Divina Misericordia, hay que vivir las obras de Misericordia tanto Espirituales como Corporales”, expresó el padre Adalberto.

Posteriormente se renovaron las Congregaciones de Vida Consagrada de nuestra Diócesis: Congregaciones Masculinas: Compañía de Jesús (Jesuitas), Congregación de San José , Misioneros de la Natividad de María, Hermanos de las Escuelas Cristianas (Lasallistas), Legionarios de Cristo, Salesianos de Don Bosco y Orden de la Merced.

Femeninas: Adoratrices Perpetuas del Santísimo Sacramento, Dominicas de la Doctrina Cristiana; Hijas del Sagrado Corazón de Jesús; Hijas del Sagrado Corazón de Jesús y de Santa María de Guadalupe; Misioneras Franciscanas Obreras de Cristo Rey; Misioneras Hijas de la Purísima Virgen María; Pequeñas Hermanas de Santa Teresita del Niño Jesús; Religiosas de Santa Ana; Siervas de Jesús Sacramentado; Misioneras Trabajadoras Sociales de la Iglesia; Misioneras Guadalupanas del Espíritu Santo y Orden de las Vírgenes.

Durante la celebración, encendieron sus velas para la renovación de sus votos y de esta forma, la Vida Consagrada se involucra y está atenta desde nuestra Diócesis, para dar una respuesta oportuna y sincera al llamado que Dios hace en sus vidas, pues en el caminar de la Iglesia, la vida Consagrada, ha surgido en los momentos en que el mundo vive un período de cambios. Cada vez que nacen nuevos tipos de cultura, nuevas maneras de vivir, brota entonces en la Iglesia la diversidad de la Vida Consagrada revelando una respuesta Evangélica renovada. Las religiosas y los religiosos, permanecen en comunión con el Santo Padre y con los Obispos de las Iglesias particulares, donde realizan su servicio.

Al terminar la Eucaristía se tuvo una comida en la Casa Diocesana.

02Feb/16

Ofrecen nueva edición de la Revista ‘Liturgia Parroquial’ Cuaresma-Pascua

(enmarcha.mx).- Para ofrecer a la comunidad diocesana un material completo para vivir profundamente el tiempo de la Cuaresma y la Pascua, la Comisión Diocesana para la Pastoral Litúrgica, ofrece a los fieles la edición 2016 de Liturgia Parroquial con una presentación colorida, ilustraciones de alta resolución en diseño y en un material de excelente calidad.

“El Señor Jesús, vino a anunciar el año de gracia, (Lc, 4) es decir, el tiempo de la Misericordia de Dios y nosotros en la Iglesia tratamos de aprovechar al máximo este tiempo, ¿cómo? Celebrando, experimentando y compartiendo la Misericordia del Señor. Ahora que estamos a punto de iniciar el tiempo de Cuaresma en que nos preparamos a celebrar la Pascua del Señor, estamos compartiendo con gusto, una vez más, a revista ‘Liturgia Parroquial’”, expresó en entrevista para ‘En Marcha’, el padre Isaac Urías, coordinador de la Comisión Diocesana para la Pastoral Litúrgica.

Padre, ¿cuál es el objetivo de esta publicación?

“Con la revista, La Comisión diocesana para la Pastoral Litúrgica, desea que en las comunidades parroquiales gocemos de las celebraciones de nuestra fe; y participen activa y conscientemente un mayor número de fieles”.

¿Con qué nos encontraremos los fieles lectores al acercarnos a la revista ‘Liturgia Parroquial’?

“En este Año Jubilar encontrarán los equipos de liturgia en esta revista, orientaciones pastorales en cuanto a devociones y celebraciones litúrgicas, así como tips concretos para motivar a los fieles que asisten a nuestras celebraciones; para que saliendo de ellas vivan y compartan las Obras de Misericordia”.

Si desea hacer suyo un ejemplar de la revista ‘Liturgia Parroquial’, puede acercarse a su parroquia con su coordinador de Pastoral Liturgia o en las oficinas del templo contactar al equipo de Liturgia.

 

02Feb/16

CATEDRAL TE INVITA:

Invita a Talleres de Oración y Vida

La parroquia de Catedral de Nuestra Señora de la Asunción invita a los Talleres de Oración y Vida a jóvenes de 18 años, donde podrán aprender a orar ordenadamente, liberándose de tristezas y angustias, superar complejos, culpas y miedos, recuperando estabilidad emocional, la alegría de vivir y a perdonar de corazón entre muchas otras cosas.

TE ESPERAMOS: Martes de 8:00 a 9:45 p.m., a partir del 1 de febrero, organizado por el Grupo de Jóvenes Profesionistas de Catedral. Taller gratuito de diez sesiones, una por semana.

Informes, llámanos o por whats app 6621 28 45 51

 

Ya iniciará la Catequesis pre sacramental en Catedral

Para mayores de 15 años: Bautismo, Confirmación y Primera Comunión, ¿te interesa?

La Catequesis se impartirá durante 6 domingos, a partir del 14 de febrero, en un horario de 9:00 a.m. a 2:00 p.m., en el Salón Parroquial de Catedral.

-REQUISITOS: Asistir los 6 domingos.

-Inscripción $ 100.00

-INFORMES: En la oficina de Catedral, o al teléfono 212 05 01

Párroco: Pbro. Lic. Martín Gerardo Hernández Moreno

Vicario: Pbro. Marco Vinicio Feliz del Castillo.

Realizan nombramiento de nuevo equipo Coordinador diocesano de MFC

Por Dora Gloria Castillo

Es un regalo de Dios para nuestra Arquidiócesis de Hermosillo contar con los distintos Movimientos laicales que trabajan por el crecimiento del Reino de Dios y para el bien de la Iglesia que peregrina; uno de ellos es el Movimiento Familiar Cristiano que el pasado 17 de enero realizó el cambio de equipo Coordinador Diocesano en las instalaciones del Instituto Vanguardia Pitic a las 10:00 am.

Estuvo presente el asesor eclesial diocesano, Pbro. Julián Alejandro Valencia Estrella, vicario en Santa Elena de la Cruz; los presidentes nacionales Rafael y Raquel Vivián Hernández; monseñor Ulises Macías, arzobispo de Hermosillo y miembros del MFC.

Don Ulises reconoció y agradeció la trayectoria del M.F.C. CATÓLICO, que hace 53 años fue fundado en la Ciudad de Hermosillo, siendo ésta la segunda sede del país, que abrió sus puertas a esta magnífica inspiración del Espíritu Santo, y su fundador fue el Padre Pedro Richards, C.P… Don Ulises saludó a las personas que vinieron desde Magdalena de Kino y Nogales.

Actualmente la estructura del MFC, cuenta con un equipo Coordinador Diocesano, que se encarga de dirigir a los distintos sectores de la Diócesis, estos son: Sector San Mateo, Sector San Marcos, Sector San Lucas, Sector San Juan y el Sector San Martín, de los cuales los primeros cuatro se encuentran en Hermosillo y el último en Magdalena de Kino, Sonora.

El MFC fue renovado por votación de los miembros actuales y el pleno del equipo, en presencia del Asesor Eclesiástico, Pbro. Julián Alejandro Valencia, y se dio lectura al nombramiento del Equipo Coordinador, quedando conformado para el Trienio 2016-2019, de la siguiente manera: Presidentes diocesanos: Sr. Cosme Humberto Gracia López y su esposa Norma Alicia Castillo Medina. Área I y su mística: Sr. Arturo Landavazo Ahumada y Nadia Laraine León Andrade; Área II y comunidad: Gabriel Grijalva Meza y Manuela Arvizu Valencia; Área III comprometida con justicia y solidaridad: Sr. Gonzalo Ramos Zamorano y Guadalupe Ruíz Castelo; Área IV, unidad y corresponsabilidad: Sr. Ignacio Xicotencal Estrada Félix y Alma Aracely Inda Quintana; Área V, asistencia sacerdotal y promoción de la fe: Sr. Ramón Humberto López Corrales y Edna Patricia Coronado García; Área VI, promoción juvenil: Sr. Gamaliel Encinas Martín y Refugio del Carmen Huerta Carrillo. Joven diocesana: Martha Paola Cebreros Campoy. Base de datos: Francisco Carmelo y Blanca Samaniego.

Después de ser llamados por el Sr. Arzobispo, les tomó protesta en su apostolado, para los próximos tres años y les pidió a cada uno, sigan dando testimonio vivo de amor, fe y unidad, en los tiempos modernos en los que la institución familiar sufre los acometidos de las transformaciones de la Sociedad y de la cultura actual “Familia, sé lo que eres”.

Los de apoyo de la Provincia de Hermosillo son: Víctor y Celia Avila García, Macamen y Julio Sanabia Monge, Miguel Ángel y María Esthela Lavadiega.

Los señores Adalberto Ochoa Atondo y Erika Coronel Trejo, anteriores coordinadores diocesanos, entregaron la constancia a los Nuevos Coordinadores Cosme y Norma Gracía López, para el trienio 2016-2019. Se firmó el Acta de Toma de Posesión, coordinadores entrantes y salientes y como testigos: Martha y Marcos Cebreros Campoy, Secretarios Nacionales de Provincia y firmó el Padre Julián Estrella. Para finalizar se dio lectura al plan de trabajo de este MFC y el cierre fue la Santa Eucaristía, presidiendo el Pbro. Julián Valencia y como acólito el seminarista Alfredo Ruíz Quintero.

 

 

Reunión de Colaboradores de “En Marcha”

(ENMARCHA.MX).- Para convivir como un gran equipo, intercambiar ideas; dar a conocer los proyectos del Secretariado de Comunicación Social de la Arquidiócesis, así como la planeación de contenidos de Semanario ‘En Marcha’, se invitó a las instalaciones del Secoms a los colaboradores y columnistas editoriales de este periódico católico el 15 de enero de 10:00 a 12:00 de mediodía.

En un ambiente sencillo y fraterno se llevó a cabo una charla amena donde se agradeció el apoyo de los columnistas que con entusiasmo realizan este apostolado de evangelizar a través de los medios de comunicación enriqueciendo así el contenido de ‘En Marcha’ que cuenta con 33 años de trayectoria.

A nombre del Secretariado de Comunicación Social, agradecemos profundamente, a cada uno de nuestros colaboradores, su apoyo valioso, Dios los bendiga e ilumine en sus vidas y en este apostolado.